autonomo comercial

Ventajas de ser comercial autónomo


“Soy comercial autónomo”

¿Cuántas veces has oído estas palabras? ¿Sabes exactamente lo que es? ¿Qué hace un comercial autónomo? Las empresas de búsqueda de empleo afirman que el 40 % de las vacantes para un puesto de trabajo, en 2013, pertenecían al sector comercial y ventas. 4 años después, con más tecnología a nuestras espaldas y la consolidación de la recuperación económica, sigue siendo un sector en el que hacen falta personas cualificadas y con una clara orientación vocacional al mundo de las ventas. Es la “salida natural laboral” según los expertos que seleccionan y forman a profesionales en el ámbito comercial.

Piensa en un caso cercano: un familiar, un amigo, un vecino, etc. Toda la vida ha sido vendedor autónomo ya que heredó un comercio del abuelo. A ti ahora se te presenta la oportunidad de continuar con el negocio familiar, pero con una ventaja: es posible que tengas más conocimientos teóricos que ellos cuando empezaron. Tu, seguramente, has podido estudiar una carrera universitaria de ADE o Empresariales, algún módulo de marketing y ventas,… Tienes buenas ideas que aportar para que el negocio crezca y prospere y, además, tienes un don innato que hace que las personas confíen en ti, sabes comunicar y le sacas el mejor partido a cualquier producto que te pongan por delante.

Imagina que no quieres hacerte cargo del negocio familiar. Necesitas libertad de movimientos, gestionar tu propio horario y destino o explorar otros sectores, aunque tengan el perfil de vendedor. Como te hemos indicado, es una de las salidas profesionales más demandas y seguirá siéndolo, ya que se necesitan buenos vendedores en todos los sectores. Escasean los buenos profesionales y no por falta de incentivos salariales. Es cierto que hacerse con una cartera de clientes cuesta, como todo al principio. Hay que llamar a muchas puertas, soportar los rigores de la conocida como ‘puerta fría’ y escuchar miles de ‘no me interesa’.

Pero, si tienes voluntad, vocación comercial, constancia y afán de superación, obtendrás excelentes resultados y descubrirás pronto las ventajas de construir tu carrera profesional, como autónomo, con este perfil orientado a las ventas. En definitiva, el comercial que lleva unos años trabajando, obteniendo resultados y viviendo de ello, intuye rápidamente que será un buen vendedor durante toda su vida, sea cual sea el producto que tenga entre manos, y que el tabajo nunca le faltará dada la alta demanda que hay en el mercado.

Sé dueño de tu tiempo

El tiempo es lo más valioso que tiene una persona. Es el periodo en el que vives, desarrollas tu proyecto de vida, creces, maduras, estudias, buscas un empleo, formas una familia o no, viajas, sufres percances, sales adelante, ríes, lloras, intentas ser feliz,… Durante una gran parte de ese periodo, salvo que te toque la lotería o vengas de una familia acomodada, debes trabajar para ganarte la vida, pagar facturas, cubrir tus necesidades básicas y buscar el sentido de tu existencia, en muchos casos gracias a la labor que desarrollas día a día. Desde el punto de vista laboral, tienes varias opciones: trabajar para otra persona, una empresa o la Administración Pública, con unos horarios fijos estrictos, unas reglas y un salario seguro, pero, en muchos casos, mediocre.

La otra opción es ser dueño de tu tiempo y destino y trabajar para ti mismo. Es lo que se conoce como ser autónomo (en inglés, freelance) y seguro que tienes, en tu entorno familiar o círculo de amistades, varios casos. Pregúntales por su experiencia. ¿Cómo han sobrevivido a la crisis? Muchos de ellos han encontrado en el autoempleo una manera de salir adelante y desarrollar su carrera profesional tras perder un trabajo que parecía seguro. Pero, como dijo Benjamin Franklin, uno de los Padres Fundadores de los Estados Unidos, seguras en esta vida solo hay dos cosas: la muerte y los impuestos. Ser tu propio jefe, tener margen para desarrollar tu profesión a tu aire, disponer de incentivos para mejorar y crecer, son ventajas para decidirte por esta opción.

¿Y si, además de estas ventajas, te respalda una gran empresa en el día a día? Estamos hablando de asesoramiento, formación, atención personalizada, posibilidad de promoción interna, gestión de equipos, motivación constante, buen sueldo y grandes comisiones. Márcate un objetivo y cúmplelo. El oficio se aprende rápido y las satisfacciones son enormes.

¿ERES CAPAZ DE VENDERLE HIELO A UN ESQUIMAL?

¡Queremos conocerte! ¿Te animas? Pincha aquí y comienza un nuevo camino de éxito hoy mismo.