ventajas de ser tu jefe

10 razones para ser tu propio jefe

Seguro que alguna vez te has planteado dejar tu trabajo actual y montar ese negocio que hace tiempo que tienes en la cabeza. Tranquilo, si te pasa muy a menudo es que eres un emprendedor. Quédate con nosotros y descubre las principales ventajas de trabajar para ti mismo.

1. No le deberás explicaciones a nadie

Uno de los motivos principales por los que un trabajador decide empezar por su cuenta es porque no tiene que rendir cuentas ante nadie. Un empresario individual, indistintamente de cómo se constituya jurídicamente, decide lo que es mejor para su negocio y compite, provisto de su talento, con otros emprendedores similares que han decidido no aguantar a su jefe nunca más.

2. Puedes organizar tu tiempo como quieras

Desde luego hay gente que es mucho más feliz teniendo que acatar un horario, pero poca, pues hay más de un 80 % de los trabajadores asalariados que señalan la baja flexibilidad organizativa como uno de los puntos más negativos de ser empleado.

3. Tienes la posibilidad de ganar más dinero

Está claro que cambiar tu papel dentro del sistema productivo te puede reportar más beneficios que contribuir en un proyecto por cuenta ajena. Establece la tarifa que quieras por tus servicios y decide tú mismo el precio que quieres cobrar por tus productos.

4. Elige el trabajo que quieres

Desde el principio de tu andadura como empresario, tendrás la posibilidad de orientar los trabajos que aceptas hacia tu ámbito de especialización. El actual entorno económico favorece el emparejamiento de suministradores de productos/servicios y demandantes; el trabajo para autónomos abunda siempre y cuando lo busques en los sitios adecuados.

5. Explota tu creatividad

Todos sabemos que los protocolos internos que rigen las grandes empresas están diseñados para aumentar la productividad de los recursos humanos, atendiendo a criterios que nada tienen que ver con lo que es mejor para ti. Cuando trabajas por cuenta propia desarrollas tu capacidad de innovación a la hora de solucionar problemas y escribes tus propias reglas a medida que compruebas que funcionan.

6. Puedes vivir donde quieras

Ciertas profesiones tan solo requieren una conexión a Internet para poder llevarse a cabo. No acotes tu territorio en función de un puesto de trabajo, convierte cualquier sitio en tu oficina y aprovecha las ventajas de una vida sin restricciones geográficas.

7. Más rutina no, por favor

Cuando trabajas por tu cuenta, no sabes a qué nuevos retos vas a enfrentarte cada día. Esa certeza convierte una jornada laboral en un campo de entrenamiento constante que alienta el instinto empresarial, sobre todo si sientes verdadera pasión por lo que haces.

8. Tu vida personal mejorará

En general, la gente que tiene su propio negocio es más feliz que la que trabaja por cuenta ajena acheter viagra 50mg ligne. Los motivos son obvios a este respecto, pues disponer del tiempo como tú quieras no solo revierte en ti mismo, sino que también afecta a las personas que comparten la vida contigo.

9. Trabajarás con quien te apetezca

Una de las mejores cosas de ser tu propio jefe es la posibilidad de elegir a tus colaboradores preferidos y trabajar solo con aquella gente que entienda tu visión del proyecto.

10. De emprendedor a emprendedor

La micropyme supone un 42 % del parking empresarial español. Ante esta realidad, son cada vez más las compañías destinadas a satisfacer las labores de mediación entre el pequeño comercio y las grandes marcas. Iniciativas como ENTUEMPRESA, un partner tecnológico que actúa como distribuidor de Vodafone para microempresas, te ofrece la posibilidad de unirte a su equipo con su proyecto EMPRENDEDORES.PLUS, un negocio rentable y una inmejorable forma de “meter el pie” en el sector de las telecomunicaciones.

Como puedes comprobar, son muchos los beneficios asociados al hecho de trabajar para ti mismo, no hagas caso omiso de nuestras recomendaciones y empieza a tomar el control de tu tiempo.